No callarán nuestras voces. Foto: Guillermo Vázquez Castro
No callarán nuestras voces

‘No callarán nuestras voces’: un documental sobre violencia hacia mujeres periodistas

“Nadie nos dijo que nos iban a matar, pero nadie les dijo que no nos iban a callar”

Por Yennué Zárate Valderrama

Este documental explora los desafíos que enfrentan las periodistas locales al cubrir la violencia y cuáles son sus estrategias de resiliencia en México, uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo: 142 periodistas han sido asesinados desde 2000, colocados 143 de 180 en el World Press Freedom Index (2019). En este entorno, las mujeres periodistas enfrentan cotidianamente un doble reto; por un lado vivir y reportear en un país con un el más alto nivel internacional de hostilidad hacia su gremio, y, por otro lado, realizarlo en un cuerpo de mujer, dada su condición y situación de género dentro de un país con altas tasas de feminicidio, donde once mujeres son asesinadas cada día con el 99% de impunidad.

 

“Nadie nos dijo que nos iban a matar, pero nadie les dijo que no nos iban a callar”, así inicia el cortometraje documental, con el leit motiv de la periodista veracruzana, Violeta Santiago a partir de un artículo que escribió en medio de la incertidumbre del gremio, cuando asesinaron al periodista Moisés Sánchez en su mismo estado. 

No callarán nuestras voces
No callarán nuestras voces. Foto: Guillermo Vázquez Castro

Hoy en día los ataques digitales a las mujeres periodistas son más altos. Durante la pandemia, la violencia contra las mujeres periodistas ha aumentado, en las redes sociales, de enero a septiembre de 2020, el 25% de los ataques han sido en línea con campañas de desprestigio. Cuando las mujeres periodistas presentan una queja, hay el doble de juicio por parte de los reporteros, por lo tanto, tienden a entrometerse primero en sus vidas privadas, en lugar de seguir el hilo de la libertad de expresión, de acuerdo con Lucía Lagunes de CIMAC.

 Para Laura Jiménez, periodista de El Universal, expresa que: -“Dudan algunos compañeros de las capacidades, me infantilizan basándose en la poca experiencia que tengo, si empezaron a surgir ciertas preguntas incómodas: ¿Por qué tú estás aquí? ¿Por qué te contrataron a ti? ¿No estás muy chiquita para estar aquí?”.

 

No callarán nuestras voces
No callarán nuestras voces. Foto: Miguel J. Crespo

Las redacciones son un terreno de acoso y hostigamiento normalizado, el cual en ocasiones ha sido silenciado e invisibilizado. En un sondeo realizado por Periodistas Unidas Mexicanas (PUM) encuentran que: “sólo 18% de las mujeres periodistas que han sido acosadas han denunciado porque temen ser despedidas de sus empleos o a que tomen represalias en contra de ellas”.

 Los niveles de acoso laboral (mobbing) son elevados, el sondeo reporta que el “73% de mujeres periodistas mexicanas han vivido acoso, hostigamiento o agresión sexual en el ejercicio de su trabajo, tanto fuera como dentro de redacciones”. Así, una de sus encuestadas menciona: “estoy más concentrada en protegerme del acosador que en buscar la nota”. De acuerdo a PUM, el 60% de mujeres periodistas que han vivido acoso, consideran que esto afectó su desempeño profesional.

No callarán nuestras voces
No callarán nuestras voces. Foto: Guillermo Vázquez Castro

 

No callarán nuestras voces
No callarán nuestras voces. Foto: Guillermo Vázquez Castro

Una de las entrevistadas, expresa que las mismas fuentes de seguridad pública del estado eran los principales responsables de acoso vía mensajes de texto y aplicaciones. Aun así, es complicado reclamarles, dado que son personas con poder, – “no le puedo decir o reclamar porque finalmente pues es una persona armada y sabía que la violencia la estaban generando las instituciones policíacas” dice Santiago.

Gabriela Martínez relata que poco después de escribir un artículo sobre las fuerzas armadas en Tijuana, vinieron a entregarle en un coche militar y en bandeja de plata una invitación para ir a comer al cuartel militar. Esta invitación la llevaron a la redacción de su medio. Ella relata este suceso de intimidación: – “Cuando llegué al cuartel militar, me recibieron una media luna de altos mandos del ejército viados con su uniforme y medallas. Me dijeron “usted es la niña que se está portando mal”. Más adelante el comandante en conversación informal me dijo: “yo si quisiera la podemos desaparecer y ni quien se entere”.

No callarán nuestras voces
No callarán nuestras voces. Foto: Guillermo Vázquez Castro

 

No callarán nuestras voces
No callarán nuestras voces. Foto: Guillermo Vázquez Castro

Uno de los retos del documental fue cómo traducir la investigación académica a una narrativa audiovisual. Este trabajo fue realizado gracias a la invitación y producción ejecutiva de la Universidad Metropolitana de Oslo (OsloMet), Noruega, la cual se realiza anualmente la Sexta Conferencia Internacional sobre la Seguridad de Periodistas, “Riesgos, resistencia y resiliencia” organizada por el Grupo Medios, Guerra y Conflicto (MEKK). Dadas las condiciones de pandemia del 2020, se dio la oportunidad de trabajar de distintas formas alternativas, este trabajo documental realizado en medio de la pandemia 2020 (septiembre-noviembre). Es el resultado de un trabajo colaborativo entre una investigadora académica y un periodista-documentalista. 

Los temas emergentes que nos hace pensar esta investigación documental son la falta de políticas de medios para proteger a las mujeres periodistas y la naturaleza de género de la impunidad en México que pone en peligro a las mujeres periodistas. 

Ante toda esta situación lamentable hacia el ejercicio de periodismo en el país, es esperanzador que algunas mujeres periodistas han desarrollado estrategias de resiliencia colectiva e individual para superar su desafiante situación.

No callarán nuestras voces
No callarán nuestras voces. Foto: Guillermo Vázquez Castro

 

No callarán nuestras voces
No callarán nuestras voces. Foto: Miguel J. Crespo

 

YENNUÉ ZÁRATE VALDERRAMA

Directora

Este es su primer proyecto de cine documental. Es profesora asociada del Programa de Periodismo, Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI). Es doctora (PhD) en Periodismo y Comunicación de Masas, University of Westminster, Inglaterra. Es maestra en Sociología y Estudios Culturales por la University of Birmingham, Inglaterra. Pertenece a la Mesa Directiva de la “Red por la Libertad de Expresión contra la Violencia a Comunicadores”. Por más de 10 años ha sido profesora en licenciatura, maestría y doctorado en universidades públicas y privadas en México y Reino Unido, es actualmente profesora de cátedra de la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México. Es consultora internacional sobre mujeres y periodismo, fue investigadora y coordinadora del equipo Ciudad de México del Global Media Monitoring Project 2020 (WACC) y Worlds of Journalism Study (WJS). Fue periodista cubriendo género, derechos humanos y cultura en México, también fue directora de la oficina de prensa de Amnistía Internacional en México y colaboró en Artículo 19, Londres. Sus investigaciones recientes han sido publicadas en: The Routledge Companion for Local Media & Journalism, The Handbook of Research on Combating Threats to Media Freedom and Journalist Safety.

 

MIGUEL J. CRESPO

Editor y director de fotografía

Periodista, fotógrafo y documentalista de Estado de México. Estudió fotografía en el FARO de Oriente y es egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Su trabajo ha sido publicado en medios como Aristegui Noticias, Yaconic, Vice, Animal Político, El Universal, Emmequis, Fusión, AJ+, Playground, entre otros. Fue acreedor al primer lugar del Premio Alemán de Periodismo Walter Reuters 2018, por el documental “Dicen de mí: la historia del Mijis”.

Ha dirigido los cortos documentales “Seremos humo” (2021), “Último Gol” (2020), “La utopía de la mariposa” (2019), “Los Lagos” (2018), “Los que se van al sobres” (2017). Participó en “5013 Homicidios CDMX”, proyecto periodístico de innovación nominado al premio GABO 2019, certamen que otorga la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

 

Somos

La pandemia global de Covid-19 ha catalizado la degradación del ejercicio periodístico como una manifestación cultural de primer orden. A nuestro lado y en todas direcciones, vemos caer redacciones enteras y explotar medios en una crisis infinita. El mundo como lo conocíamos ha terminado. Sin embargo, nos quedan nuestras historias y el lenguaje que las enuncia desde una particularidad que nos empuja a irrumpir. CONTAGIO es una revista digital de historias para el fin del mundo. Crónicas, híbridos, fotorrelatos y testimonios desde el margen de la Historia. No mantenemos ninguna esperanza, pero creemos en lo nuestro, vivimos ahora y lo escribimos. Nuestra experiencia es proteica; nuestra locura, creativa; nuestro ocio, activo; y nuestra irresponsabilidad, literaria.

Lo que hacemos:

Contar historias

Contarnos cosas

Contactar vida inteligente

Contaminar la blancura mental

Contagiar ideas

Más Historias
Habitar la gran Tenochtitlanga
Skip to content